No leo y me agüito gachote

Cuando no leo me agüito gachote.

18.10.08

2 de octubre, ¡no se debe olvidar!


“Desgraciada la nación sin memoria, sin historia”
La maldita vecindad / 2 de octubre


El dos de octubre de 1968, hace 40 años, México fue testigo de una brutal represión en contra de un grupo de estudiantes. Según las cifras oficiales –o sea, las no reales- el resultado de esta masacre fue, en un principio, de 20 muertos, aunque más tarde Gustavo Díaz Ordaz, en ese momento presidente del país, afirmó que la cifra fue de al menos 44 fallecidos. Total, nunca se pusieron de acuerdo, pero las malas lenguas dicen que la cifra real es de unas 200 muertes, y otros me han contado que hasta supera las 300.

     Cuarenta años puede parecerle mucho tiempo a alguien como yo, por ejemplo, que apenas supero los 20, sin embargo, no es –y nunca será- el tiempo suficiente para olvidar; much@s jóvenes más o menos de mi edad tenemos presente en nuestra memoria y corazón, con coraje e impotencia, la fecha histórica del 2 de octubre de 1968, la matanza de Tlatelolco en la plaza de las tres culturas, donde un grupo de 8 mil estudiantes luchaban pacíficamente por defender sus derechos y el gobierno del malnacido Ordaz los reprimió de una manera cobarde e injusta.

     Lo que pedían los manifestantes, en su mayoría estudiantes, pero que también estaban conformados por profesores, intelectuales, amas de casa, y tod@ mexican@ valiente que quería demostrar su inconformidad, era algo simple, entre otras cosas, exigían la derogación de un artículo – el 145- del Código Penal Federal, que calificaba como delito la difusión de ideas, programas de acción, o la defensa de políticas extranjeras que alteraran el orden público; a dicho acto se le consideraba “disolución social”, y sirvió de instrumento jurídico para la agresión que sufrieron los estudiantes. Sería necesario no tener sentido común para darse cuenta de que esto no era más que represión a la libertad de expresión. Además querían la libertad de los presos políticos, encarcelados meses antes de octubre por los enfrentamientos que ya se habían suscitado en las diferentes casas de estudio que formaron parte de este triste acontecimiento.

     Versa una frase ya muy trillada: “quien no conoce su historia, está condenad@ a repetirla”. Me dio tristeza, este 2 de octubre de 2008, no ver nada en la televisión que mencionara algo sobre este día; sentí coraje al escuchar la pregunta de much@s conocid@s: ¿qué se celebra el 2 de octubre? La indiferencia y el olvido son aún peores que el odio, y me resulta difícil aceptar la idea de que México es un país sin memoria, ¿¡cómo podemos olvidar algo de tanta importancia, y cómo podemos olvidar a nuestros hermanos estudiantes que lucharon dejando un legado que ahora muchos desconocen!?

     Como dice una canción probablemente poco familiar para algunos, si no queremos que vuelva a pasar, nuestra memoria es un arma de paz, lo triste del asunto es que tal parece que en México, lo que menos nos interesa es tener paz.


No hay olvido ni perdón a los que arruinaron mi nación.
Gondwana / Paredón



6 comentarios:

TeMoC dijo...

claro, méxico no tiene memoria!!! esa es la realidad, tantas mentiras y la gente que se hace de la vista gorda, lo curioso es que ni en los periodicos más importantes de las ciudades pudieron dedicarle una página a esa parte de la historia, yo la encontré a la mitad del periodico cuando esperaba verla en la primera plana, que bárbaros.

Saludos.

Relax dijo...

temoc: Es error tuyo esperar que los medios masivos de comunicación coludidos con el poder hasta lo mas profundo te informen sobre hechos que el gobierno prefiere olvidar.

Enzo Troiano dijo...

Aclaró que no sólo México tiene poca memoria, acá en Argentina pasa lo mismo, en parte por culpa de la gente, otras por el ritmo de vida que obliga no frenar y mirar para atrás y otras tantas por los medios o el poder que no tienen la más mínima intención de recordar para que el pueblo tome conciencia y cambie para mejor.

Enzo Troiano dijo...

Saludos que andes bien.

BREOGAM dijo...

aquí en argentina , al menos desde el movimiento estudiantil se tiene presente , por nustros desparecidos , las madres de plaza de mayo nos enseñaron el lema , algo parecido pones al final , ni olvido ni perdon juicio y castigo .
muy buen nota , te dejo una la letra de una cancion de León Gieco :
"La memoria"



Letra y música: León Gieco




Los viejos amores que no están,
la ilusión de los que perdieron,
todas las promesas que se van,
y los que en cualquier guerra se cayeron.

Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia.

El engaño y la complicidad
de los genocidas que están sueltos,
el indulto y el punto final
a las bestias de aquel infierno.

Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia.

La memoria despierta para herir
a los pueblos dormidos
que no la dejan vivir
libre como el viento.

Los desaparecidos que se buscan
con el color de sus nacimientos,
el hambre y la abundancia que se juntan,
el mal trato con su mal recuerdo.

Todo está clavado en la memoria,
espina de la vida y de la historia.

Dos mil comerían por un año
con lo que cuesta un minuto militar
Cuántos dejarían de ser esclavos
por el precio de una bomba al mar.

Todo está clavado en la memoria,
espina de la vida y de la historia.

La memoria pincha hasta sangrar,
a los pueblos que la amarran
y no la dejan andar
libre como el viento.

Todos los muertos de la A.M.I.A.
y los de la Embajada de Israel,
el poder secreto de las armas,
la justicia que mira y no ve.

Todo está escondido en la memoria,
refugio de la vida y de la historia.

Fue cuando se callaron las iglesias,
fue cuando el fútbol se lo comió todo,
que los padres palotinos y Angelelli
dejaron su sangre en el lodo.

Todo está escondido en la memoria,
refugio de la vida y de la historia.

La memoria estalla hasta vencer
a los pueblos que la aplastan
y que no la dejan ser
libre como el viento.

La bala a Chico Méndez en Brasil,
150.000 guatemaltecos,
los mineros que enfrentan al fusil,
represión estudiantil en México.

Todo está cargado en la memoria,
arma de la vida y de la historia.

América con almas destruidas,
los chicos que mata el escuadrón,
suplicio de Mugica por las villas,
dignidad de Rodolfo Walsh.

Todo está cargado en la memoria,
arma de la vida y de la historia.

La memoria apunta hasta matar
a los pueblos que la callan
y no la dejan volar
libre como el viento.

Miguel Amaranto dijo...

esas son cosas que no se olvidan pero tampoco hay que vivir con eso. creo que partiendo de esos hechos hay que buscar las formas de encontar una manera de mejorar la sociedad, que es un hecho difìcil, sì, pero no imposible (valga el clichè).

Miguel Amaranto